¿En qué se diferencian el leasing y el renting?

¿En qué se diferencian el leasing y el renting?

¿En qué se diferencian el leasing y el renting?

18 noviembre, 2020 Categoría: Empresas-Finanzas Autor: 

El leasing y el renting son dos operaciones financieras que consisten en arrendar un bien. Sin embargo, se trata de modalidades de alquiler distintas. Veamos en qué se diferencian el renting y el leasing.

¿Qué es el renting?

El renting es un contrato traslativo de uso de un bien mueble sin transferencia de la propiedad. Este contrato incluye la posibilidad de que los bienes cedidos sean ampliados o sustituidos durante el periodo contractual, y suele englobar servicios complementarios de mantenimiento, revisiones técnicas, seguros, etcétera.

La peculiaridad de este alquiler es que se realiza a largo plazo (al menos un año). Durante este plazo el usuario dispone de los bienes y se beneficia de servicios relacionados con el correcto funcionamiento de los mismos, incluyendo un paquete de servicios integrados en una cuota única. Esta cuota puede ser fija o variable y depende del grado de utilización del bien. Asimismo, la sociedad de renting suele exigir una fianza.

¿Qué es leasing?

El leasing es un contrato de arrendamiento financiero que permite a un particular o a una empresa disponer de un bien mueble o inmueble. Pero con la peculiaridad de que siempre debe existir la opción de compra al finalizar en contrato. Este tipo de arrendamiento aporta grandes ventajas a las pymes, aunque no tanto a los particulares a causa del IVA.

De esta forma, una empresa o un particular puede alquilar mobiliario de oficina, maquinaria, material informático o un coche. Y, al finalizar el contrato, tiene la posibilidad de comprarlo (habitualmente, por su valor residual). El leasing puede ser mobiliario o inmobiliario y no puede anularse. Además, hay tres modalidades de leasing:

  • Leasing financiero. Aquí el propietario de un bien lo pone a disposición del arrendatario, que se encarga de los gastos de mantenimiento y reparación.
  • Leasing operativo. Aquí los gastos de mantenimiento y reparación corren a cuenta del propietario.
  • Lease-back. Se produce cuando el propietario de un bien lo vende a una sociedad de leasing para, a continuación, alquilar el mismo bien para que pueda seguir utilizándose.

7 diferencias entre el renting y el leasing

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre renting y leasing? Ambos tipos de arrendamientos financieros se diferencian principalmente por los siguientes motivos:

  1. El leasing incluye obligatoriamente la opción a compra al finalizar el contrato. En el renting es opcional.
  2. El leasing se establece por un mínimo de dos años y no puede anularse. El plazo del renting va de uno a cinco años y puede cancelarse unilateralmente en cualquier momento.
  3. El servicio de mantenimiento y reparaciones suele estar incluido en el renting.
  4. El leasing tiene ventajas fiscales para empresas, mientras que el renting no.
  5. Las empresas de renting suelen estar más especializadas.
  6. El importe de la cuota del renting depende del grado de utilización del bien, su valor de mercado en el momento de inicio del contrato y el valor previsto en el momento de la devolución. La cuota en el leasing se obtiene de la aplicación un tipo de interés al coste del bien pendiente de recuperar en cada momento.
  7. El renting se ofrece tanto a personas particulares como a empresas, mientras que el leasing se suele reservar a las empresas.

¿Me conviene más leasing o renting?

Para saber si nos interesa más optar por un leasing o un renting dentro de una empresa, tendremos que tener en cuenta varios factores. Por ejemplo, el tipo de producto que queramos arrendar o el uso que le vayamos a dar. En otras palabras: en ocasiones será más ventajoso hacer un contrato de renting y, en otras, un contrato de leasing. Vamos, que tocará sacar la calculadora en cada caso.

¿Te ha parecido interesante? Comparte este artículo en tus redes sociales:

Síguenos

Últimos posts

Calcula tu crédito online

¿Cuánto dinero necesitas?

50€

300€

¿En cuántos días quieres
devolverlo?

días

1

30

Importe solicitado

300

Intereses*

52

Total a devolver

352

Fecha de devolución

xx/xx/xxxx

* Por ejemplo, un crédito de 100€ a devolver en 15 días genera unos intereses de 17€ (TIN ~426%)