El Día de la Tierra en tiempos del coronavirus

El Día de la Tierra en tiempos del coronavirus

El Día de la Tierra en tiempos del coronavirus

22 abril, 2020 Categoría: Actualidad-Cultura Autor: 

Hoy se celebra el Día de la Tierra en todo el mundo. Pero este año la ocasión es… especial. La pandemia lo ha trastocado todo, incluyendo la naturaleza. Sin embargo, en este caso excepcional los efectos son bienvenidos. Celebremos el Día de la Tierra en tiempos de coronavirus, porque nuestro planeta también está en cuidados intensivos y le estamos dando un fugaz respiro.

Todos hemos visto las imágenes de los animales reconquistando las ciudades. Las medidas de confinamiento para luchar contra la COVID-19 han traído fenómenos inesperados. Las aguas de los canales de Venecia se han vuelto cristalinas, una familia de jabalíes ha paseado a sus anchas en pleno centro de Barcelona, los delfines han visitado las costas valencianas y los niveles de contaminación se han reducido drásticamente en las grandes urbes, entre otros hechos insólitos.

Hace unos días un periodista recordaba la investigación que hizo en las calles vacías de Prípiat, la ciudad fantasma que se encuentra en la zona de exclusión de Chernóbil. En su reflexión mencionaba que una de las cosas que más le habían impresionado era pasear por la vía principal (una calle de seis carriles) mientras su coche rozaba por ambos lados la vegetación que había reconquistado el terreno abandonado. La naturaleza había vuelto para reclamar lo que era suyo. En tiempos como los que nos ha tocado vivir, este tipo de relatos nos hacen pensar en la fragilidad y, al mismo tiempo, la fortaleza de las cosas salvajes.

Todo esto nos conduce a la creencia de que el planeta ha sido el principal beneficiado por la pandemia. Al menos de momento. Los expertos aseguran que las crisis financieras nunca han traído mejoras en las políticas del clima y la calidad del aire. Así que celebremos el Día de la Tierra mientras podamos.

¿Cuál es el origen del Día de la Tierra?

Oficialmente nombrado como el Día Internacional de la Madrid Tierra, la celebración de este día se aprobó en la Asamblea General de la ONU en 2009. Sin embargo, su origen se remonta a los años 60, cuando el senador de Wisconsin, Gaylord Nelson, organizó varias campañas a favor del medioambiente para concienciar acerca de los problemas de la contaminación, la sobrepoblación y la conservación de la biodiversidad.

Tras el tímido apoyo de la ciudadanía, ya el 22 de abril de 1970 organizó una nueva manifestación, tomando como inspiración las protestas contra la Guerra de Vietnam. Esta iniciativa consiguió movilizar a casi 20 millones de personas que exigían un mayor cuidado de los ecosistemas, al igual que hace ahora la joven activista Greta Thunberg. De aquí surgió la chispa que se convirtió en la Agencia de Protección Ambiental (EPA), que se encargaría de promover leyes medioambientales para proteger al planeta.

El Día de la Tierra más allá del coronavirus
La paz de las cosas salvajes, que no gravan inútilmente su vida anticipando el dolor.

El mensaje se elevó a un nuevo nivel en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano celebrada en 1972 en Estocolmo. La cooperación de los países miembros fue requerida de nuevo en otros eventos, como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992 (la Declaración de Río) o la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático celebrada en Nueva York el mismo año.

En 1997 se firmó el Protocolo de Kioto, que promovía la necesidad de combatir el cambio climático. Su vigencia termina este año tras un improductivo seguimiento de los países miembros, y será sustituido por el Acuerdo de París de 2015. Su objetivo es reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Día de la Tierra y coronavirus: aliados inesperados

Este año se cumplen 50 años de aquella manifestación que dio origen al Día de la Tierra tal y como lo conocemos hoy, el año del coronavirus. Este año estamos inmersos en una situación sin precedentes. Desde que los humanos hemos dejado de transitar por las calles, la calidad del aire ha mejorado sensiblemente en las ciudades y las emisiones de CO2 han caído en picado. En solo cinco semanas de confinamiento los resultados se aprecian a simple vista. ¿Significa eso que aún no hemos cruzado la línea de no retorno? ¿Estamos a tiempo de frenar el cambio climático?

Los expertos estiman que el parón de las actividades no esenciales ha provocado la mayor caída anual de las emisiones de CO2 de la historia. Por desgracia, para el medioambiente esto es una minucia. El CO2 permanece mucho tiempo en la atmósfera (estamos hablando de siglos), por lo que, a la larga, para nuestro planeta será un suspiro apenas apreciable.

En cuanto a la biodiversidad, WWF publicó en 2018 el informe Planeta Vivo, donde se indicaba que las poblaciones de animales vertebrados ha disminuído un 60% desde 1970. Además, el año pasado la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos advirtió de que un millón de especies animales está en peligro de extinción, de los ocho millones de especies que viven actualmente en el planeta.

El Día de la Tierra durante la pandemia del coronavirus
Este Día de la Tierra tendremos que observar la naturaleza en pijama desde nuestras ventanas.

Pero aún hay más. Las alteraciones en la biodiversidad tienen un efecto directo en nuestra salud. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, cada cuatro meses surge una nueva enfermedad infecciosa, procediendo el 75% de animales. ¿Podría haber sido esta una de las causas del origen de la COVID-19? Para proteger la salud de las personas es fundamental empezar por proteger el equilibrio de los ecosistemas. Y hay que empezar ahora.

El futuro del mundo está en juego

A medida que las empresas solicitan ayudas para paliar los efectos de la crisis, algunas ONG reclaman que no se rescaten compañías aéreas si no se comprometen a reducir su impacto ambiental. Además, la situación actual está abriendo las puertas a una forma de trabajar más respetuosa con el medioambiente. El teletrabajo no solo reduce emisiones de CO2, sino que ayuda a ahorrar recursos y a evitar atascos.

Por otro lado, mientras algunos políticos siguen pensando que el cambio climático es un cuento de viejas para asustar a los niños, cada vez es más urgente implantar medidas para proteger el medioambiente. Así, muchas industrias contaminantes se están aprovechando de la situación para ganar millones en ayudas y retrasar la implantación de esas políticas ambientales tan importantes y vitales para el futuro de la Tierra.

De hecho, en China ya se ha planeado la apertura de nuevas centrales de carbón para estimular la economía. Pero en la Unión Europea también tenemos lo nuestro, ya que algunas marcas automovilísticas están solicitando retrasar las leyes de reducción de emisiones para promover las ventas de vehículos.

Es el súmmun del capitalismo. La gente se muere. Los ecosistemas colapsan. Nos estamos cargando el planeta. Y nosotros solo sabemos hablar de dinero y de promesas vacías de un crecimiento económico que nunca llega. Como dijo Greta Thunberg el año pasado, ¿cómo os atrevéis? El momento de actuar es ahora.

Celebremos el Día de la Tierra, aunque sea en tiempos del coronavirus.

¿Te ha parecido interesante? Comparte este artículo en tus redes sociales:

Síguenos

Últimos posts

Calcula tu crédito online

¿Cuánto dinero necesitas?

50€

300€

¿En cuántos días quieres
devolverlo?

días

1

30

Importe solicitado

300

Intereses*

52

Total a devolver

352

Fecha de devolución

xx/xx/xxxx

* Por ejemplo, un crédito de 100€ a devolver en 15 días genera unos intereses de 17€ (TAE ~426%)

352.00