¿Quién fue Balmis, el doctor que da nombre a la operación Balmis?

¿Quién fue Balmis, el doctor que da nombre a la operación Balmis?

¿Quién fue Balmis, el doctor que da nombre a la operación Balmis?

29 julio, 2020 Categoría: Actualidad-Cultura Autor: Almudena Galán

La Operación Balmis ha sido clave en la batalla contra el coronavirus en España. Durante la pandemia de la COVID-19 se han desplegado miles de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para inspeccionar infraestructuras críticas, proporcionar seguridad, trasladar enfermos y desinfectar zonas de riesgo, entre otras labores. La operación se llamó así en honor al doctor Francisco Javier de Balmis y Berenguer y un médico militar español y cirujano honorario de la corte del rey Carlos IV.

Pero ese nombre ya nos resultaba familiar. El doctor Balmis fue uno de los protagonistas de la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, también conocida como la Expedición Balmis. A través de este proyecto se propagó por el mundo la vacuna de la viruela en una expedición filantrópica que duró de 1803 a 1806. Conozcamos un poco más en detalle la historia del doctor Balmis.

El doctor Balmis y su lucha contra la viruela

El doctor Balmis nació en Alicante en 1753. Terminó sus estudios con solo 17 años y comenzó su carrera de medicina como practicante en el Hospital Real Militar de Alicante. Después se trasladó a La Habana y a la Ciudad de México, donde fue primer cirujano y pudo estudiar en profundidad las enfermedades venéreas.

Años después regresó a España y se convirtió en el médico personal de Carlos IV. Así convenció al rey para enviar una expedición a América y hacer llegar a todos los rincones del Imperio español la recién descubierta vacuna de la viruela. La idea de Carlos IV era realizar una vacunación masiva de niños, ya que su propia hija, la infanta María Teresa, y también su hermano Gabriel habían fallecido a causa de esa enfermedad.

El doctor Balmis hizo las maletas de nuevo y partió junto al doctor José Salvany a bordo del barco María Pita. La Expedición Balmis duró de 1803 a 1806, difundiendo la vacuna por toda América, llegando incluso a China y a la isla de Santa Elena, un territorio británico situada en el océano Atlántico.

La Real Expedición Filantrópica de la Vacuna se considera la primera expedición sanitaria internacional de la historia. Años más tarde, en 1980, gracias a una campaña masiva de la OMS, la viruela se convirtió en la única enfermedad contagiosa que la humanidad ha conseguido erradicar.

El doctor Balmis y la búsqueda de la vacuna de la viruela
La Operación Balmis ha sido clave en la batalla contra el coronavirus en España.

La expedición humanitaria del doctor Balmis

Como sucede ahora el coronavirus, en el siglo XVII la viruela era una amenaza mortal que no distinguía entre clases sociales. Unas 200.000 personas (sobre todo niños) morían cada año en Europa a causa de la enfermedad.

Sin embargo, los campesinos se dieron cuenta de un extraño fenómeno: por alguna razón, los que ordeñaban vacas no se contagiaban o su enfermedad era menos agresiva. El médico británico Edward Jenner se puso manos a la obra.

En 1796 llevó a cabo su experimento extrayendo el fluido de las ampollas de una ordeñadora que había contraído el virus de una vaca, que era menos agresivo que el virus que propagaban los humanos. Después, lo introdujo en un niño de ocho años, que quedó inmunizado permanentemente. Se considera la primera vacuna de la historia.

En 1802 se había desatado una epidemia de grandes proporciones en el virreinato de Nueva Granada, por lo que España reaccionó rápidamente. Aunque la motivación era humanitaria, en el fondo se buscaba fortalecer los recursos del Estado, evitando pérdidas catastróficas.

Solo ocho meses después (un récord para la época), la expedición estaba en marcha. ¿Pero cómo transportar una vacuna que se podía deteriorar en un viaje tan largo? El doctor Balmis recurrió a un método primitivo. Reunió a un grupo de 22 niños huérfanos, inoculó el virus a dos de ellos y los separó del resto. Cuando desarrollaban la enfermedad de forma atenuada, se repetía el proceso con otra pareja para mantener la cepa viva. De esta forma, la vacuna llegó en perfecto estado al territorio americano. Pero el precio fue alto, ya que el viaje fue muy duro para los pequeños.

Una pequeña sorpresa que no aparece en todos los libros de historia

La Real Expedición Filantrópica de la Vacuna llegó a Venezuela en 1804, donde el grupo se separó. El doctor Balmis partió a México y después a Filipinas, mientras que el doctor Salvany se dirigió a América del Sur. Sin embargo, su sorpresa fue mayúscula cuando descubrieron que la vacuna ya circulaba en algunos territorios americanos antes de la expedición. Algunos la consiguieron a través de contrabando, y otros se aprovecharon de las relaciones comerciales clandestinas con las colonias inglesas. Parece ser que al doctor Balmis no le hizo ninguna gracia.

En otras palabras: la extraordinaria aportación de la Expedición Balmis no fue llevar la vacuna, sino regular su difusión. A raíz del paso del equipo del doctor Balmis se crearon organismos para conservar la vacuna contra la viruela y extenderla por el territorio.

Los doctores Balmis, Salvany y Jenner no vieron la erradicación de la enfermedad, pero la humanidad tiene una deuda con ellos. Y por eso se les ha vuelto a recordar cuando más falta hacía su espíritu: en la ardua batalla contra el coronavirus.

Un miércoles más nos unimos a la iniciativa #SinCienciaNoHayFuturo.

¿Te ha parecido interesante? Comparte este artículo en tus redes sociales:

Síguenos

Últimos posts

Calcula tu crédito online

¿Cuánto dinero necesitas?

50€

300€

¿En cuántos días quieres
devolverlo?

días

1

30

Importe solicitado

300

Intereses*

52

Total a devolver

352

Fecha de devolución

xx/xx/xxxx

* Por ejemplo, un crédito de 100€ a devolver en 15 días genera unos intereses de 17€ (TAE ~426%)

352.00